Información útil

¿Qué es una blacklist y cómo evitarla?

Te contamos por qué un día puedes encontrar tu dominio o dirección IP en una lista negra y cómo resolverlo


Una lista negra (también se llama una lista de exclusión o una blacklist) es una base de direcciones IP y dominios bloqueados que figuran en los envíos masivos de spam o virus. Esta base se usa para proteger a los usuarios de los envíos de emails sospechosos.

Si alguien marca un correo como spam, el remitente de este mail se incluirá en este tipo de listas. De esa manera, sus envíos masivos se rechazarán automáticamente o caerán en la carpeta de Spam.

Tipos de listas negras

Los proveedores de correos electrónicos y servicios antispam no examinan cada una de estas listas. Combinan la información obtenida de las blacklists diferentes con sus propios datos para entender cuál es la reputación del remitente. Hay dos tipos de listas de exclusión: basadas en el nombre del dominio y en la dirección IP.

Listas negras de dominios

Este tipo de blacklists consta de los dominios que envían los emails, que contienen en su cuerpo los enlaces a recursos web sospechosos. Si el correo que envías encierra un link a una página web bloqueada, puedes terminar en el spam.

Entre las listas negras de dominio se destacan las siguientes:

  • SURBL
  • URIBL

Listas negras de IP

Las direcciones IP se añaden en las blacklists si caen en unas spam traps o si los destinatarios marcan a los correos como spam. Entre estas listas podemos nombrar las siguientes:

  • Barracuda
  • SpamCop.net
  • Passive Spam Block List

Spamhaus es una de las blacklists más famosas que recolecta tanto bases de IP, como dominios con mala reputación. Pero no te limites sólo a Spamhaus, los proveedores de correo usan varias listas negras; cerciórate de no estar en ninguna. Y si estás en cualquiera de ellas, tu reputación como remitente empeora.


¿Cómo identificar a un remitente inseguro?

Para detectar a los spammers, se suelen usar dos métodos: poner trampas de spam y recolectar datos sobre las quejas de los usuarios.

Las trampas de spam (o spam traps en inglés) son cuentas de email abandonadas por sus usuarios hace más de un año o nuevas cuentas creadas por los email providers específicamente para identificar a los remitentes poco seguros.

Trampas puras

Las trampas nuevas (también se llaman trampas puras) son las que aparecen en los recursos convenientes, tales como foros o blogs, donde se puede recoger una base de contactos para venderla más tarde. Si envías tu newsletter a una de estas direcciones, terminarás en una blacklist con un 95% de probabilidad.

Trampas recicladas

Otro tipo de trampas son las cuentas de correo inactivas o congeladas hace un rato. Al principio, si envías un email a un contacto con dirección abandonada, recibirás un mensaje de error, pero dentro de un año esta cuenta empieza a funcionar como una trampa.

Las trampas recicladas son menos perjudiciales que las puras, pero también pueden afectar a tu reputación, porque significa que no mantienes en orden tu base de clientes. Si continúas enviando correos a estas trampas, te incluirán en una blacklist.

Quejas de spam

Tener una cierta cantidad de quejas es inevitable: unos pueden marcar tu newsletter como spam por un descuido, otros porque no encontraron el botón “Cancelar suscripción”. Los email service providers lo entienden, por eso tienen un valor recomendable para las quejas: 0.1-0.2%.

¿Por qué me encuentro en una lista de exclusión?

Puedes encontrar tu dirección IP o dominio bloqueados por varias causas.

Envías correo basura

Es decir que tus emails se identifican como spam por un filtro correspondiente o por los remitentes de tus correos.

Un filtro antispam puede considerar tus mails como sospechosos si usas ciertas palabras, por ejemplo: las que prometen dinero rápido, ingresos pasivos, entrada gratuíta, etc.

Otra causa es un mal trato a tus contactos, es decir, que envías newsletters a la gente que no tiene ningún interés en lo que comunicas. Esto puede pasar si compras una base de clientes en vez de crearla por tu propia cuenta.

Te han robado la identidad

Un maleante tiene acceso a tu cuenta de correo y la usa para enviar emails no deseados. Este tipo de ataque también se llama phishing. Es una práctica generalizada entre los casinos online, vendedores de Viagra y otros spammers.

Si sospechas que alguien puede usar tus credenciales, busca un software malicioso instalado en tu dispositivo, elimínalo y cambia tus contraseñas.

Nada más que mala suerte

La dirección IP que estás usando puede tener un pasado tenebroso si antes pertenecía a un ciberdelincuente. En este caso está en una o varias blacklists por una buena razón. En otros casos, tu IP puede aparecer bloqueada sólo porque se parece a otra que se utiliza para enviar spam.

¿Cómo verificar que mi IP está incluída en una lista negra?

Como ves, una IP o un dominio tienen muchas posibilidades de estar bloqueados. Por eso te recomendamos comprobarlo de vez en cuando. Puedes utilizar los siguientes servicios:

  • MxToolbox verifica tu dominio y dirección IP, visualizando los resultados en la misma página
  • Sender Score sólo verifica las direcciones IP y requiere registro

Te ejemplificamos la verificación en MxToolbox:

  1. Usa el enlace para pasar a la página web del servicio y elige Blacklist Check en una lista desplegable.
  2. Introduce tu dominio o IP en el campo correspondiente y pulsa el botón.
  3. Aparecerá una lista de blacklists con el estado de tu dominio para cada una de ellas. El estado OK significa que la lista correspondiente no incluye a tu dominio.

Técnicas de protección contra listas negras

No hay precauciones que te garanticen no estar en una blacklist, pero hay métodos que sí pueden disminuir el riesgo de ser añadido a una de ellas.

Usa diferentes IPs y dominios para los correos

Es un método simple para protegerse de las listas de exclusión. Si envías todas tus newsletters desde la misma dirección IP, te arriesgas a perderlas todas si ésta se agrega a una blacklist. Por eso te recomendamos hacer envíos masivos y mails transaccionales usando IPs diferentes.

Configura Double Opt-In

Con este método formarás una base de suscriptores activos. Al suscribirse a tu newsletter, el usuario recibirá un correo dónde deberá confirmar su dirección de email. Así, podrás protegerte de las trampas de spam, cancelaciones de suscripción y quejas de los usuarios.

Este correo de confirmación justificará que obtuviste el consentimiento para procesar datos personales del usuario.

Mantén tu base de contactos en orden

Elimina suscriptores inactivos para mejorar tu reputación como remitente. El nivel bajo del número de aperturas de correo electrónico y de la cantidad de usuarios que cliquearon en el enlace, quejas y envíos a emails abandonados muestran la calidad baja de tus contactos.

Envía correos de reactivación y cancela la suscripción de los contactos que no la han confirmado. Envía mails ofreciendo puntos o descuentos a los que dejaron de abrir tus newsletters hace tiempo. Si el suscriptor no regresa, elimínalo de la base.

Verifica las direcciones de email

Comprueba que el email de tu suscriptor existe y que recibe correos usando servicios de comprobación como Mailvalidator.

Con Simla.com no necesitas servicios de comprobación de terceros, porque tiene integrada la función de comprobación de direcciones de emails o SMS. Si un suscriptor no pasa la comprobación, lo verás en la interfaz del sistema. Simla.com no envía correos a la dirección no comprobada.


Provee la posibilidad de cancelación sin problemas

No ocultes el botón “Cancelar suscripción” y usa letras de tamaño visible. Así, reducirás el número de quejas dejadas por tus destinatarios. No pierdes tiempo con la audiencia indiferente y no tendrás problemas con los proveedores de correo.

Además, es un factor que mejora la fidelización, porque tus clientes entienden que los respetas , así como su derecho a no leer tus newsletters.

¿Qué hacer si me encuentro en una lista negra?

Si a pesar de todas las precauciones, un día te encuentras en una de las listas de exclusión, no te asustes. Hay métodos que te permiten deshacerlo y recuperar tu reputación.

Encuentra la causa

Examina las tasas de apertura, de cancelación y de quejas. Lee las secciones FAQ en los sitios web con blacklists para identificar las causas más probables de bloqueo. Si te han bloqueado la IP, puede que haya otros clientes del proveedor del correo que la usan de manera fraudulenta. Resuélvelo.

Contáctate con el soporte técnico

Infórmales a los Internet Service Providers (ISPs) o proveedores de correo que resolviste el problema y pídeles que eliminen tu dirección IP o dominio de la lista. Al recibir la respuesta, haz lo posible para no estar bloqueado otra vez, porque los proveedores raramente ayudan a los que aparecen en sus listas y casi nunca lo repiten.

Resumen

1. Hay dos tipos de listas negras: bases de dominios bloqueados y bases de IPs bloqueadas.

2. Para saber si tu IP o dominio están bloqueados, utiliza servicios específicos. Por ejemplo, MxToolbox.

3. La causa de la adición a una lista negra es la mala reputación del remitente, que se daña por las quejas de usuarios y los emails inactivos en la base de contactos. Mantén la alta calidad de tu base de datos y el porcentaje de quejas bajo un 0.1%.

4. Para reducir la probabilidad del bloqueo, separa las IPs y dominios para diferentes tipos de envíos. Limpia y verifica tu base de contactos, configura el Double Opt-In y haz muy visible el botón de cancelación.

5. Al encontrarte en una blacklist, contáctate con el soporte técnico del ISP o proveedor de correo.

FAQ

¿Cómo sé si mi dominio o IP se encuentran en una lista negra de correos?

Si crees que tu nombre de dominio o dirección IP pueden estar incluídos en una blacklist, puedes comprobarlo con los servicios específicos: MxToolbox, Sender Score, etc. Ten en cuenta que algunos servicios requieren registro y sólo comprueben las IPs. Así, si quieres verificar tu dominio, encuentra el servicio que lo pueda hacer (por ejemplo, MxToolbox).

¿Cómo acabar con el bloqueo?

Primero, identifica la causa: examina tu analítica de entregabilidad, tasas de apertura, marcados de spam, clicks, etc. Al encontrar el problema, resuélvelo y sólo después de resolverlo ponte en contacto con el soporte técnico de tus proveedores de correo electrónico.

¿Cómo eliminar mi IP de una blacklist?

Empieza con encontrar el porqué: si enviaste correo basura o usaste una base de contactos comprada, deja de hacerlo. Si estás seguro de que no has hecho nada que se pueda considerar como “uso indebido”, quizá fuiste víctima de los hackers o phishers. Compruébalo, elimina el software malicioso, si lo encuentras, cambia todas las contraseñas, mejora tu seguridad y contáctate con el soporte técnico del ISP.

¿Cómo verificar si mi dominio está bloqueado?

Para saber si tu dominio está incluído en una lista de exclusión o no, haz lo mismo que para la dirección IP: utiliza servicios específicos. Puedes pasar al sitio web de MxToolbox, elegir Blacklist Check en un menú desplegable, introducir el nombre de tu dominio en el campo de la izquierda y pulsa el botón: aparecerá una lista de blacklists con el estado de tu dominio marcado junto a cada una de ellas.

>> También te puede interesar: